Carta a una hija geograficamente distante.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Mi querida hija, que estás lejos físicamente pero muy cercana en el corazón,

Ya casi está acabando este año que quizás todos hubiéramos querido que no aconteciera,que pasara en blanco.Pero es real,está aquí con su carga de virus y todo
lo que este ha causado y sigue causando y con la dura incertidumbre de no saber cuándo la humanidad lo superará,ya sea con vacunas,con tratamientos curativos o por “simple desaparición”.
Y si la incertidumbre duele, son más cruentas que la misma el enorme daño causado a la vida de tanta gente,el perjuicio económico y social dentro del cual la pérdida de empleos y la desaparición de enorme cantidad de empresas pequeñas y medianas y el aumento de la pobreza y de la desigualdad social – en muchos casos con un gran aumento de la inseguridad – han alcanzado dimensiones que todos los que nacimos hacia el final de la Segunda Guerra Mundial o después del final de la misma (1945) no conocíamos ni imaginábamos que podrían ser ,de repente – sin aviso previo – una nueva realidad.

Acompañando a todo lo descrito, la humanidad se enfrenta cada día con nuevos problemas causados por los daños que le hemos causado y le seguimos causando a la naturaleza y al medio ambiente. Y no podemos dejar de lado los problemas que nos presenta la situación política en los E.E.U.U. la cual puede ser que mejore un poco
a partir de enero de 2021,pero que tendrá como factor amenazante la sombra de quien aún en estos días se resiste a reconocer su derrota y de los extremistas que lo acompañan. Y no olvidemos que esa persona consiguió más de 70 millones de votos en su intento de reelección !

Y en el mundo entero no se ven (bien,yo no los veo !) nuevos líderes (mujeres y hombres) honestos que parezcan ser capaces de tomar el timón de los gobiernos de varios países para enderezar las cosas. Y mientras siga y/o aumente la brutal polarización – la cual es más que evidente en países como E.E.U.U.,España,Francia,Brasil,Colombia,Argentina,etc.,etc. – será más difícil llegar a consensos para llevarnos a un desarrollo sustentable.

A pesar de todo lo que he escrito hasta ahora parece ser sombrío sigo siendo optimista, ya que con una hija como tú el mundo será mejor y tengo la gran esperanza
de que aún podremos volver a disfrutar de la compañía personal de todos nosotros y celebrar juntos momentos como los que hemos vivido en un pasado muy cercano.

Pienso también que la educación mejorará y tendremos – también en nuestro “tercer mundo” – jóvenes más preparados que quizás se conviertan en esos líderes honestos y capaces que tanto necesitamos.

Es con ese optimismo que quiero desearos una muy FELIZ NAVIDAD y un excelente AÑO NUEVO,en el que se puedan volver realidad vuestros sueños y deseos.
Besos y abrazos llenos de todo el amor que siento por ti,por tu esposo y por [email protected] [email protected]

Tu papá.

Você também pode gostar de: